Lasaña vegetal con champiñones

Esta lasaña está para ponerle un piso o dos. Es enteramente a base de vegetales y champiñones, capa sobre capa de rica verdura. Al contrario que la lasaña de berenjenas y albahaca que hice hace poco que llevaba placas de pasta, esta que les traigo hoy no las lleva y ni se echan de menos.

La combinación de estos vegetales es una ricura y no tiene mucha ciencia. Es de lo más sencilla y queda de lo más resultona.

Ya saben que yo no tomo queso y pensarán que queda sosa, pero les aseguro que no, para nada, a mi juicio queda estupenda, muy sabrosa y de paso esas calorías que me quito.

Si por algún motivo no pueden tomar queso o no les gusta como a mí, pueden prescindir de él y si alguien no puede tomar leche, intenten hacer la bechamel con leche sin lactosa, les quedará de rechupete.
Por supuesto, como siempre digo, los amantes del queso añadan el que más les guste y en las cantidades que consideren oportunas.

¡¡Vamos con la receta!!

Ingredientes para dos personas:
  • 1 berenjena grande o 2 medianas
  • 2 calabacines
  • 1 cebolla grande
  • 2 tomates grandes y maduros
  • 200 gr de champiñones frescos
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano
  • Bechamel
  • Queso (opcional)
Vamos a necesitar dos fuentes, en mi caso de cristal, de 17 x 21 cm. Si son más pequeñas no importa, al contrario, les quedará la lasaña más alta.

Lavamos toda la verdura.

Quitamos los extremos a la berenjena y con un pelador de papas la pelamos en sentido vertical para quitar parte de la piel, alternando, dejando una tira de piel y otra no. Son manías mías, no pongo toda la piel nunca. La cortamos longitudinalmente, en lonchas, ni muy gruesas ni transparentes, un término medio. Las doramos en una sartén con una pizca de aceite, unos dos minutos por cada lado. Pasamos a un plato, le agregamos unas escamas de sal, un poco de pimienta negra recién rallada y reservamos.
Cortamos los dos extremos del calabacín. Con un pelador de papas, cortamos longitudinalmente en tiras y doramos en una sartén con una pizca de aceite, unos segundos por cada lado. Pasamos a un plato, le agregamos unas escamas de sal, un poco de pimienta negra recién rallada y reservamos.

Cortamos la cebolla y el tomate en rodajas. Doramos en una sartén con un pizco de aceite, unos segundos por cada lado. Pasamos a un plato, le agregamos unas escamas de sal y reservamos.

Por último, cortamos los dientes de ajo en láminas y doramos junto con los champiñones, unos segundos por cada lado. Pasamos a un plato, le agregamos unas escamas de sal, un poco de pimienta negra recién rallada y reservamos.
Preparamos la bechamel tal y como indico en el enlace que tienen en la lista de ingredientes a la que agregaremos un poco de orégano seco al final. El punto de la bechamel tengan en cuenta que no la queremos tan espesa como para croquetas y que una vez fría espesa más todavía.

Precalentamos el horno a 180º.

Solo nos queda montar nuestras lasañas. Disponemos los recipientes aptos para horno uno al lado del otro. Suelo hacerlo así para que las dos lasañas lleven la misma proporción de ingredientes y la bechamel de la segunda no esté muy espesa cuando le llegue el turno.
Ponemos un poquito de aceite en el fondo de las fuentes y distribuimos con una brocha de silicona. Intercalamos capas de verdura, bechamel, verdura y terminamos cubriendo con bechamel, un poco de orégano seco o fresco y unas gotas de aceite.

Quien vaya a tomarla con queso, espolvorear la superficie con parmesano rallado.

Ponemos nuestras fuentes sobre la rejilla del horno, posición central y horneamos unos diez minutos o hasta que veamos que se ha dorado la superficie de la lasaña. Si es necesario pondremos el grill un par de minutos para que se dore, pero sin quitarle el ojo.
Y lista para hincarle el diente, eso sí, con cuidado de no quemarnos, porque está tan rica que no podrás esperar a que se enfríe.

¡¡Queda de relujo!! ¡¡Repetiremos seguro!!

!!A disfrutarla!!

6 comentarios:

  1. yo un piso te voy a poner a ti, porque esto no es normal jajaaja, aunque eso sí, sólo si me mandas un trocin ehhh ;)) vaya ricura, me encanta! con esto puedes chantajearme siempre que quieras, no sabes lo que me gusta una lasaña, me gustan todas y si es asi de verduras ya me enamora. Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Un piso y amueblado, vamos que si Teresa.
    Me encantan las lasañas en todas sus versiones posibles, y aunque soy muy ratona y me rindo ante cualquier queso, con la bechamel que le has puesto, no lo he echado de menos.
    Felicidades, te ha quedado escandalosa.
    De las fotos no te digo nada más, que siempre me redpito.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Uummmmmmmmm seguro que estaba para rexuparse los dedos , te ha quedado un plato de relujo.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Buenísimaaaa Teresa!!!!
    Te ha quedado de cine.
    A mí también me gusta la lasaña de verduras pero yo le echo queso. Aún así coincidimos en que este tipo de relleno en la lasaña está de morirse de gusto.
    Las fotos están genial y en eso yo tengo que ponerme las pilas,pero poco a poco.
    Bicos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué rica! mi versión sería con extra de queso, jijiji.

    ResponderEliminar
  6. Es una lasaña riquísima a mi sobrina le encantaría tal cual la has hecho porque no le gusta el queso para nada, y yo le pondría un buen queso fundente, pero de las dos maneras me gustan.
    Besos.

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...